Llagas o aftas bucales

Las heridas que suelen salir en el interior de las mejillas, la lengua, el paladar, en la base de las encías o en cualquier otra parte de la cavidad oral, se conocen como llagas o aftas bucales y se trata de lesiones ulcerosas. No son afecciones graves, pero si resultan muy molestas y en ocasiones, dolorosas.

Seguro que en alguna ocasión has padecido alguna, pero si no es así, es sencillo detectarlas porque son círculos blancos de pequeño tamaño que van reduciéndose a medida que van curándose.

Tipos de Llagas

Existen tres tipos de llagas que se engloban en aftas menores, que suponen la mayoría de los casos de estas afecciones, que aparecen principalmente en solitario y que se suelen curar solas en torno a una semana; las aftas mayores, con un tamaño algo mayor, que se resuelven en unas semanas y el último grupo, llamadas llagas herpetiformes, que son los casos en los que salen numerosas úlceras, con un tamaño mayor que las anteriores pero que de igual modo desaparecen en semanas.

Este tipo de afecciones pueden aparecer a cualquier edad, si bien es cierto que, a mayor edad, es más inusual padecerlas e incluso aparecen se dan en mujeres mucho más frecuentemente que en hombre, se piensa que por un motivo hormonal.

Causar por las que se pueden surgir llagas en la boca

Este tipo de heridas bucales, pueden ser consecuencia de algunos de los siguientes motivos:

  • El padecimiento de una INFECCIÓN VIRAL que puede expresarse en este tipo de afección.
  • Uso de CEPILLO INCORRECTO que pueda generar llagas.
  • Cuando nos mordemos los carrillos interiores o nos damos un golpe puede desencadenar en la aparición de llagas.
  • Por consumo de tabaco.
  • Por falta de sueño.
  • Alteración del pH de la boca.
  • Alergia a algunos alimentos.
  • Si en ocasiones se padece de estrés, puede desencadenar en úlceras bucales.
  • Por el uso de ORTODONCIA o PRÓTESIS DENTALES, pueden surgir llagas por el roce con la cavidad bucal.
  • Consumo de ciertos medicamentos.
  • También hay gente que lo desconoce, pero las aftas pueden surgir por carencias en nuestra dieta.
  • En algunos casos también afecta la genética.
  • Consumir alimentos cítricos como limón, piña, kiwi, etc…
  • Roce con dientes rotos.
  • Mala salud bucal.

¿Qué pueden implicar múltiples aftas en la boca?

Hay que prestar especial atención a este tipo de ulceraciones, sobre todo cuando aparecen varias a la vez, ya que pueden ser un síntoma de otras enfermedades:

  • Celiaquía
  • Enfermedades de transmisión sexual, como el VIH o la sífilis
  • Herpes
  • Neutropenia (frecuente en tratamientos de quimioterapia)
  • Cáncer de la cavidad oral

Alimentos que pueden producir llagas bucales

Existen alimentos con un alto contenido en cítricos o ácidos que puede afectar a que surjan en mayor medida estas heridas con su ingesta, algunos de ellos son:

  • El queso
  • Las Fresas
  • Los tomates
  • Las almendras o cacahuetes son alimentos que pueden ocasionar llagas en la lengua y boca.
  • Café
  • Chocolate

Como curarlas

Como hemos mencionado, son un tipo de heridas que en la mayoría de los casos se curan solas, aunque puede acelerar su cura el lavado bucal con agua y sal, en los casos en los que las aftas no desaparezcan tras un margen de unas dos semanas, es recomendable acudir al odontólogo para que determine el origen de los mismos.

Para prevenir su aparición, sobre todo en personas que las padecen regularmente, se aconseja evitar los alimentos ácidos, picantes  y las comidas y bebidas calientes; llevar una dieta equilibrada y tener una correcta higiene bucodental e incluso, durante el tiempo que tengamos estas molestias en nuestra boca, es aconsejable emplear colutorios que favorezcan la curación de las llagas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.